capitulo 10Los referentes históricos marcan tiempos en el devenir de la vida de los pueblos ; esos acontecimientos con una dimensión verdaderamente histórica, han supuesto para los ciudadanos tal conmoción  tal terremoto en vidas, haciendas y conciencias que inevitablemente todos hablan ya de un antes y un después. Así ocurrió con la Guerra Civil (1936-39) y así ha ocurrido con “La Pantanà” (20.Octubre.82). Estas circunstancias marcan una huella imborrable en la sociedad, y por tanto su dimensión afecta a todo lo humano, también por supuesto a nuestra Agrupación Teatral “Ágora”, que tuvo necesariamente que reflexionar y renacer de las cenizas, de barro que el Xúquer dejó aquella noche en nuestras vidas.

Año  1983

            Sin teatro donde representar, ni lugar de ensayos , obliga a la compañía a la audacia  e imaginación;  y con una moral “alcoyana” se pudo seguir en la brecha, fruto de ello fue la representación en Marzo de este año en la Discoteca “La Tartana” de la obra de Molière “El Médico a palos”.  Asimismo se puso en escena,no en  el Patronato aún impracticable, sino bajo la luz de las estrellas, en la Plaça del Mercat, el 7 de Octubre   “La balada de los tres inocentes” de Pedro Mario Herrero (los ensayos hubieron de realizarse en  la  capilla del viejo Hospital Municipal , actual Conservatorio “Mestre Vert”)  bajo la dirección de Juan José Tomás, con nueve representaciones en total por esos escenarios del mundo.

 Esta obra también tendría un reconocimiento especial en forma de Premio el siguiente año, y fué el 11 de Julio en el “VI Certamen Nacional de Teatro “Arcipreste de Hita”, celebrado en Guadalajara. En concreto fue el 2º Premio Nacional al mejor conjunto teatral ; pero además, Premio al mejor actor secundario para Juan Manuel  Ripoll  y una Mención Especial al actor principal que se llevó Enrique Martí  y otra  al actor secundario, que fue a parar a Julián Hernández.

Pero en éste año se produjo un acontecimiento municipal que sería decisivo para el teatro local y para Àgora en particular. Nos referimos al importante acuerdo municipal, por el cual el Pleno del Ayuntamiento, de mayoría socialista sentó las bases de la resurrección del  Teatro Patronato. La alerta sobre la amenaza de venta fue dada por Vicente Giner, que como miembro de la Junta Interparroquial tuvo conocimiento de las aviesas intenciones del clero secular carcaixentí, y con gran empuje inició las gestiones ante la Alcaldía. Fue en el Pleno Extraordinario del Ayuntamiento de Carcaixent, de 24 de Noviembre  en su punto 9º donde se planteó la “Propuesta de adquisición del local  antiguo Cine Patronato”. Expuso la propuesta de adquisición y del acuerdo previo de la Comisión Municipal Permanente D.Francisco Cholvi Puig:

…”conversaciones con el Sr. Arcipreste y Comisión Gestora del Patronato que concluyeron en un acuerdo de precio de venta de 10.000.000pts, (…), la explotación se concretará en una fórmula mixta (…),  el precio está dentro de las cifras de valoración técnica y ante la posibilidad de que el local fuera adquirido para la instalación de un tren de lavado automático de coches, con la pérdida del único local de posible utilización en toda la ciudad (…). Por unanimidad de los Sres. Concejales asistentes, se aprueba la propuesta y en consecuencia:  1º.- Aceptar la oferta para compra del local del antiguo Cine Patronato en el precio de 10.263.442 pts. (…)

           

            También cabe destacar éste año, decisivamente teatral en la gestión municipal, la entrega , siendo alcalde de nuestra ciudad  Vicente E. Pla i Noguera, de la Medalla de oro de la compañía  a Vicente Giner  como reconocimiento a su trayectoria y dedicación.

Año 1984capitulo 10 2

            Se pone en escena, en valencià, “La boda” de Bertold Brech, dirigió Juan Gil y se estrenó al aire libre,con el cielo como cuarta pared, el 8 de Octubre en la Plaça del Marqués de la Calçada (hoy de Miguel  Hernández), dado que el Patronato necesitó desgraciadamente algo más de tres días para “resucitar” de la mano del gobierno municipal. Finalmente se hicieron diez representaciones, todas ellas con rotundo éxito. ; una en especial nos viene a la memoria , la que se desarrolló en Llíria, en el Salón de la “Unión Musical”, dentro de  “Els dissabtes culturals” de esta ciudad del Camp del Túria,  exactamente el 15 de Diciembre a las 6.30 de la tarde, como “La boda de los pequeños burgueses”,  también dirigió Juan Gil Rubio.

            Ya hemos comentado que  el Certamen Escolar de Teatro Infantil se inició en Carcaixent bajo el impulso de Àgora en esta época, coincidiendo con el curso escolar, probablemente el curso 1983-84,  y con el nombre de “Mostra Escolar de Teatre Infantil”. A partir de 1997 la organización fue tomada al asalto por el Ajuntament de Carcaixent, como pasaría también con la “Mostra de Teatre”  . Sin duda debió ser  el ambiente de rusos blancos y rusos rojos de “Katiuska” tan presente en la historia de Àgora, el que debió inspirar, en otro Octubre, ochenta años después,  a los responsables municipales de cultura…