LA CONSOLIDACIÓN INTERIOR Y EXTERIOR: TODO PASA Y TODO QUEDA

 CAPITULO 4 1           Después de Mayo del 68 ya nada fue igual, aunque lo bien cierto es que en este país, todavia la vida era demasiado igual. Aunque muy  lentamente, la sociedad española iba cambiando sobre todo con la entrada de la nueva década que nos traería la muerte del dictador Franco y el establecimiento, por fín, de la Democracia a nuestro país.

            La cultura oficial del Régimen venia desarrollándo tímidas iniciativas de promoción del teatro para la juventud.Organizado  bajo el paraguas del “Movimiento” (La organización juvenil española-OJE), por otra parte único paraguas  bajo la pertinaz sequía cultural. En este contexto se venían celebrando, anualmente, concursos nacionales de Teatro Amateur para la Infancia y la Juventud, con sus fases provincial, regional y nacional. Una buena manera de estimular el teatro e incentivar a las compañias de aficionados que venian desarrollando el arte de Talía por esos pueblos de esa España (“Una, Grande y Libre”).  Nuestra compañía participó durante algunos años en estos estimulantes concursos teatrales y lo hizo con no poco éxito, como ya comentamos a cuenta del “Retablo Jovial” de Casona…

            Mientras aquí en Carcaixent, no había que descuidar ni la juventud ni la afición teatral, es por ello que aprovechando sus responsabilidades como profesor del Colegio San  Antonio,  Pascual Peralt, inasequible al desaliento teatral, venía ojeando a los jóvenes con inquietudes artísticas, y aprovechaba cada año, con ocasión de la festividad del  Patrón Santo Tomás de Aquino (en donde se montaba alguna representación teatral en la Gala que se celebraba en el Teatro Moderno) ,  para “fichar” actores jóvenes que ya apuntaban “cosas” y engrosar así la rama juvenil de Ágora. Así pues  estas, diríamos hoy, “preformances” de los PP. Franciscanos, y alguna iniciativa teatral de los jóvenes modernos de la Delegación local de la Juventud , antes “O.J.E.”, antes “Falange”, eran excelentes aguas donde los oteadores de Ágora pescaban promesas con que asegurar el presente y construir  el futuro. Pero  sigamos  el camino repasando fechas y hechos…

            De algunas muestras de “teatro juvenil franciscano” (verdadera cantera de Ágora), podemos recordar  la representación  el 8 de Marzo de 1967 de la Zarzuela  “El barquillero” de valenciano de Villena, el Maestro Ruperto Chapí (el libreto era de L.Silva y Jackson Vegan) ; o la puesta en escena del sainete “La mort del músic”, a iniciativa de la “Agrupación Juvenil de Teatro Local”, estos chavales que eran sin duda menos monje y más soldado teatral, pues figuraban como Compañía OJE-SF (las estructuras juveniles del Movimiento), fué el 2 de Abril del mismo año 1967  en el Teatro Moderno.  Otro ejemplo fue  “La marcha de Cadiz” zarzuela de L.Lucio y Gª Alvarez, con música de Valverde (hijo) y Estrelles, el 8 de Marzo del 69.  O incluso recordamos alguna representación con ocasión de algún “Santo Tomás” posterior, sin ser todavía propiamente “Ágora juvenil”, como fue la de Marzo del 71 “Pilar i  Micalet”, sainete de Alberto Martín. A nadie se le escapa a estas alturas de la función, que era Pascual Peralt el alma mater que estaba detrás de todos éstos proyectos.

            Pero ¿cómo evolucionó Ágora en esos años cruciales de gestión del cambio en la sociedad española?.Después de la “rentré” en el nuevo Patronato, con  “Katiuska” bajo la dirección de P.Peralt y Ricardo Oliver, con la espectacularidad que supone el mundo zarzuelístico, la compleja escenografía, el vistoso vestuario, el movimiento de actores, los coros, los músicos de la orquesta y las voces de los inolvidables Lacarcel de Palomares,  MariCarmen  Solves y  Octavio Alvarez , entre otros…Veamos:

           

            Nos consta que el 23 de Febrero de 1969, en el Teatro Patronato, se había puesto en escena la obra en un prólogo y tres cuadros, de Carlos Llopis “Nosotros, ellas, y el duende”, la dirección fue de Agustín Oliver, con gran éxito.

            Conviene recordar que, con deseada y no siempre cumplida, periodicidad anual, en Semana Santa había que representar “Estampas de la Pasión”, que normalmente con genio siempre firme y elevado, defendía en el escenario del Patronato Agustín Oliver (otra figura sinpar de la compañía). Tenemos constancia de una representación de especial relieve el 30 de Marzo de 1969. Más allá del ,por otra parte, lógico “diezmo teatral”  con el Patronato Interparroquial  suponían las Pasiones, los Belenes  (A partir de éste año  es la versión de Alejandro Casona la que se impone, de la cual se produjeron 13 representaciones en cuatro años ) y otras representaciones sacras, el pulso de Ágora continuó firme, rítmico y fuera de todo peligro. Es evidente que, doctores tiene el teatro, que conservan a un gran nivel la salud de la Compañía y esos galenos del arte teatral son en estos tiempos el Presidente Pascual  Peralt y el habitual responsable de la Dirección de los montajes Juan Gil Rubio.

El 12 de Abril y el 27 de Junio de 1969 se obtiene un gran éxito con la obra de Alejandro Casona “La molinera de Arcos”, dirige Juan Gil.  El 28 de Junio del 69  por el contrario es Pascual  Peralt quien  dirige la obra de Pedro Muñoz Seca “Una lectura”.

 Asimismo en otoño de ese mismo año  se representa como Àgora Juvenil el “El abuelo curro” de Luis Fernández de Sevilla y G. Hernández Mir, fue los días 9 y 12 de Octubre en el Teatro Patronato, se trata de una obra cómica en dos actos, el segundo dividido en dos cuadros. Colaboró en la nueva versión Paco Martínez Mir y los autores la escribieron para Paco Martínez Soria. La dirección artística fue de Agustín Oliver. Se repitió la representación en 1971.

 El cumplimiento con los deberes cristianos de este año lleva al escenario del Patronato la inteligencia de Casona y su “A Belén Pastores” con gran satisfacción del seglares y clero, creyentes y no; dirigió Juan Gil.

Otro hecho destacable fue el homenaje que el 20 de diciembre de este año 1969, se le tributó a Paulino Peris (padre del destacado pintor local); fué en el Teatro Patronato y ejerció de maestro de ceremonias el imponente miembro de Àgora, José Almendros que ejercía de Director de otra joven cantera teatral “Lasalletea som”, que correspondía a las  jóvenes promesas teatrales del Colegio “la Salle” lugar dónde Don José desempeñaba su actividad laboral.           

Entrando en la década de los setenta, que tanta importancia tendrá para los ciudadanos españoles,  tenemos recogidas algunas actividades teatrales:

Algunos jóvenes de Àgora, pero “bajo el manto” de la compañía “Lasalletea som”, impulsan la puesta en escena,  en el Teatro Patronato de la obra “Les desdiches del Tenori”. También se produce éste año en los locales del Frente de Juventudes, y con la destacada participación de José Almendros, una disertación teatral sobre un diálogo entre dos personajes titulado “El Flechazo”, de los hermanos Serafín y Joaquín Alvarez Quintero.

Casi con toda seguridad es en éste año 1970 en el que podemos fijar el nacimiento y despegue de los jóvenes cachorros teatrales de la mamá Àgora. Nace pues oficialmente “Ágora juvenil”, y el 25 de Abril se produce  un acontecimiento que se demostraría de gran importancia ; nos estamos refiriendo a la puesta en escena, bajo la sabia dirección de Pascual Peralt, de “La Fablilla del secreto bien guardado”, del “Retablo Jovial” de Alejandro Casona. Una obra que significaría un gran éxito para la compañía, de hecho en la fase provincial del VII Certamen Nacional de Teatro organizado por la Delegación de la Juventud, el grupo juvenil Agora se proclamó campeón provincial, con su acertada representación en el Salón de Actos del Colegio de los Maristas de Valencia. Con ella se alcanzará la cifra de 32 representaciones por toda España, siendo seleccionada para dos concursos teatrales nacionales,  obteniéndose el 2º Premio en el Certamen Nacional de Teatro para la Juventud, celebrado el Ávila ese año.

Otro hito inconmensurable en la trayectoria teatral de Ágora, fue sin duda “Angelina o el honor de un Brigadier” del inolvidable Enrique Jardiel Poncela. Dirige Pascual Peralt y se estrenó el 6 de Mayo, llegándose a un total de 24 representaciones. Muy destacada por la prensa valenciana de la época fue la interpretación del conjunto de actores y actrices: Pascual Peralt, Juan Gil, Ricardo Oliver, Remigio Salom y Juanjo Tomás, entre “los chicos”, y Lola Boquera, Rogelia Ripoll, Vicenta Sala, Elo Noguera y Mº Julia López, entre “las chicas”.

En lo que se refiere a 1971, nos consta que el el sábado 13 de Marzo de ese año a las 19.30 h., en el “Club Amunt”  de Alzira, se desarrolló una lectura teatral en la que participó Ágora con Xavier Ballester y Josep Cogollos ; se trató de la obra “El Nou Prometeu Encadenat” de Eugeni d’Ors. Dirigió  Xavier Ballester.

           

No se podía empezar la década sin el consabido homenaje al género chico. Esta vez  fué el 19 de Diciembre de 1970, “La Tabernera del Puerto”, del maestro  Sorozabal. El Maestro Ricardo Oliver (figura sin la cual tampoco se podría entender Ágora) y Pascual Peralt cumplieron como siempre, con más que eficacia en la dirección, y las paredes del Teatro todavía retienen los ecos de la voz sublime de Peralt en la romanza de “La luna”.

En 1971, el 2 de Abril, Pascual Peralt dirige a “Ágora juvenil” y pone en escena la comedia en un acto de Molière , “El casamiento a la fuerza”. Fue bajo el auspicio de la Delegación Local de la Juventud y en el Círculo Agrícola Industrial y Mercantil de Carcaixent. En el programa de mano podía leerse:

 “Agora juvenil”, grupo de jóvenes procedentes en su mayoría de las aulas del Colegio de San Antonio, que además de formar hombres para la Universidad y otros centros de estudios Superiores, es una cantera inagotable de vocaciones que pasan a nutrir entidades locales muy dignas de tener en cuenta como son las culturales, artísticas y deportivas. Este es el caso de estos noveles actores que se han integrado en Ágora llevados por su amor al teatro y que, bajo la organización de la Delegación de Juventudes, se disponen con esta obra, a presentarse al Certamen Nacional de Teatro para la Juventud… casi nada!.

 Con esta obra obtuvo Electo Galán el Premio al Mejor Actor, en el Certamen Nacional de Teatro para la Juventud, en Valencia.

 En Junio de este año se produce un verdadero acontecimiento teatral en Carcaixent,  Ágora representó los días 26,28 y 29, en el Teatro Patronato  la obra de Max Frisch  "Andorra" bajo la sabia dirección de Juan Gil. No exageramos al afirmar que con ésta obra Ágora alcanzó una de las mayores cuotas de calidad teatral, solo comparables a “La Mordaza” en el repertorio dramático, o “Angelina…” y “La venganza de Don Mendo” en el terreno de la comedia . Así fue reconocido también en Manzanares (Ciudad Real) donde nuestra compañía obtuvo con todo merecimiento el “Lazarillo de oro” (primer premio), en el Certamen Nacional de Teatro celebrado en ese lugar de la Mancha…Nos consta que al menos se desarrollaron  nueve representaciones de “Andorra”, a pesar de su complejidad y del ingente número de actores que participaban.

Acaba el año y las Navidades nos traen la doble alegria del nacimiento del Niño Dios y de la Zarzuela. Esta vez fue el día de San Esteve y la pieza escogida fue “El cantar del arriero”. Dirigió nuevamente con renovado éxito el tandem habitual de la “casa”:  El dinámico dúo Peralt-Oliver. Cinco representaciones lo avalan.

Dentro de los actos de fin de curso 1971-1972  que organizó el “Instituto Técnico de Enseñanza Media  Rey Don Jaime”  de Alzira, el 10 de Junio en el Salón de Actos a las 20h. las alumnas de 4º curso representaron en la 1ª parte del acto,  la farsa de Alejandro Casona “Farsa y justícia del Corregidor” que dirigió la actriz de Àgora  MªJulia López. En la 2ªParte el Grupo Teatral “ITEM” de Alzira, representaron a su vez, la farsa  de Alejandro Casona “La Fablilla del Secreto bien guardado” ;  dirigieron al alimón otros dos destacados miembros de Àgora, José Cogollos y Juan José Tomás.

En ese año 1972, y con la finalidad de participar en el “Concurso Nacional de Teatro de la Juventud”,  Ágora  repuso, como se verá,  con renovado éxito “La Fablilla del Secreto bien guardado”, junto a  “Sancho en la Ínsula”, del “Retablo Jovial” de Alejandro Casona:  El resultado, bajo la dirección de Pascual Peralt, fué: Primer Premio y   Mejor Interpretación Masculina para  Juan José Tomás, en la fase Provincial del Concurso, en Alzira ;  y también el Primer Premio en la Fase de Sector, representando a Valencia   y ya en la Fase Nacional, en el mes de mayo hubo que batirse el cobre teatral en Oviedo, en el Teatro Campoamor, dentro del “II Certamen Nacional de Experiencias Teatrales para la Juventud” que convocaban conjuntamente, las Delegaciones Nacionales de la Juventud, Sección Femenina y Cultura del Movimiento ; un verdadero éxito, siendo los guardones:  Premio de la Delegación provincial de Información y Turismo de Oviedo a la Mejor Interpretación femenina, para  MªJulia López Pons. Además la obra se llevó un Premio Especial de la Diputación de Oviedo al clasificarse en 4º lugar de entre los 10 grupos que accedieron a la Fase Nacional, de un total de 467 Agrupaciones Teatrales de toda España que representaban a 19 provincias. A la puesta en escena de Àgora en Oviedo asistieron la mujer y el hermano de Alejandro Casona quienes felicitaron muy emocionados a la Compañía, tal fue su entusiasmo por la recreación de Casona que Àgora consiguió, que la viuda dio a nuestra compañía todo tipo de facilidades relativas a los derechos de autor, para que en lo sucesivo pudieran representar cualquiera de sus obras.

 Muchos fueron pues los aplausos que cosechó la compañía con este “Retablo jovial” en sus 28 representaciones a lo largo y ancho de nuestra geografía, una de ellas especialmente exitosa que ha pervivido en la memoria fue en el Paraninfo de la Universidad Laboral de Cheste, también esta vez como “Àgora Juvenil” (Grupo de Teatro de la Delegación Local de la Juventud de Carcaixent) ; y muchos fueron también  los éxitos de crítica.

Ejemplo puntual del elogio crítico unánime sobre el positivo trabajo de Àgora, lo recoge en su crónica la opinión del crítico teatral del Diario “Nueva España” de Oviedo, Ramón Campiello,  que destacó especialmente…

“… la dirección de Pascual Peralt y el trabajo de Ágora como el más brillante de estos encuentros: …han sabido calcar a Casona.” 

Asimismo alabó también en su escrito, al elenco de actores sobre todo a Salvador Signes, José Almendros, Mª Julia López  y Juanjo Tomás.

Una representación que se recuerda especialmente por la emotividad del evento, fue la que, a iniciativa del insigne carcagentino D. Juan Boquera Serra, se desarrollo en el incomparable marco natural del Encinar del Alberche (Madrid). La jornada, muy emotiva, comenzó con la Santa Misa, cantada por los coros de la Agrupación de Arte Dramático Agora Juvenil, el la capilla del complejo urbanístico, en la que está entronizada la imagen de la Virgen de Aguas Vivas, ante la cual se cantaron acto seguido sus Gozos en lengua vernácula; según reza la impagable crónica periodística de la época del corresponsal del Levante Salvador Solanes. Entre los ilustres asistentes al evento estuvo el Alcalde de Carcaixent D. Julián Crespo Fayos. Dirigió la representación Pascual Peralt. El espectáculo debió ser algo inenarrable, casi místico. Fascinante pasión la de los carcaixentins hijos de Talía.

En otro orden de cosas, los amantes del género chico que no son pocos, tuvieron su gusto anual, con la puesta en escena de “La tabernera del puerto” espléndida zarzuela.

Aún el año nos depararía una alegre sorpresa. Estamos hablando de la puesta en escena el 15 de Julio de  “El Cepillo de Dientes”  del autor chileno Jorge Diaz. Fueron un total de 5 representaciones bajo la dirección de Juan Gil. En verdad que a la boca del escenario local no se le podía aplicar mejor higiene.CAPITULO 4 2

Por estos años setenta, algunas personas procedentes de los Colegios de Padres y Madres  Franciscanos-Claretianas, que formaban parte de un Coro que cantaba en la Iglesia, dirigidos por Francisco Cholvi, iban al mismo tiempo que formando su espíritu, matando el gusanillo artístico y sus ardores juveniles, haciendo un trayecto verdaderamente mágico:  Del Coro de la Iglesia a la zarzuela , y de la ésta al teatro, casi al mismo tiempo que se iban dejando la pubertat hacia la edad adulta. Vemos pues cuan de inescrutables son a veces los caminos del Señor, de la candidez puberal atiplada del Coro, a la juventud poderosa de la Escena…y cantando (llegó el amor i/al teatro).