LO QUE EL TIEMPO  (CASI)  SE LLEVÓ

 

      capitulo 12 1       Empieza la década con no pocas dificultades para la Compañía. Se juntan, de una parte un problema generacional, y de otra la diáspora a la capital por motivos de estudios o laborales de no pocos elementos de la misma. No llegan a una decena las personas que permanecen disponibles de toda la troup de Àgora. La situación parece de enfermedad terminal , Àgora está en coma!, pero  ¿irreversible?… Una vez más la ilusión, el entusiasmo y ese espíritu, esa raza teatral que Peralt ha sabido insuflar a sus huestes  ha caido en tierra fértil ; además nadie quiere oficiar de enterrador, y de triste oficio de tinieblas; esa materia noble se transforma en  sangre generosa que llena la circulación teatral desde los corazones jovenes de ese verdadero “núcleo duro” de Àgora, esos resistentes de la ilusión, esos militantes del rompeolas de todos los teatros, como son  los Peralt  (la verdadera “piedra” sobre la que se ha construido  la iglesia teatral en Carcaixent) , Vicent Giner, Salut Llopis, Roberto Ripoll, Ana Albinyana, Maribel Piera,Enrique Martí, Julián Hernández,… verdaderos supervivientes del difícil navegar por los rápidos del tiempo, por los en ocasiones dudosos caminos del mar de Talía, hacia la magia renovada de esa Itaca que se recrea en cada escenario, en cada representación.

  

A pesar de los tiempos difíciles aún se puso en escena este año, la obra “Hay que deshacer la casa” del  joven autor  Sebastián Junyet, que había sido Premio Lope de Vega en 1983. El  éxito fue notable y el público recompensó el duelo interpretativo entre  Ana y  Laura (Salut y MªVivas Llopis), bajo la eficaz dirección de Vicente Giner.

Año 1991

            Podemos destacar este año el esfuerzo que supuso para la compañía la puesta en marcha de la “Antología de la Zarzuela”, que se representó en Octubre en “la carpa” con motivo de las “Festes Majors i Patronals”, y que contó con la colaboración artística de las voces de Cristina Carlín, Vicente Lacarcel y José Lacarcel de Palomares. El espectáculo zarzuelístico fué conducido con elegancia por Ana Albiñana y Enric Martí ; el guión era de Pascual Peralt, el montaje y ambientación de Vicente Giner,  el maestro del coro  fué Salvador Navarro, el concertador  José Girbés, y como no podía ser de otro modo, la dirección musical corrió a cargo del maestro Ricardo Oliver.  En el transcurso de este acto se procedió por parte del M.I. Ayuntamiento de Carcaixent,  a la entrega del Reconocimiento “ als mèrits culturals, i  escut de Carcaixent “ a tres notables personalidades locales,  Pascual Peralt, Ricardo Oliver y José Lacarcel,  que son para nuestra pequeña historia “los tres tenores” del   Parnaso  lírico-musical  carcaixentí.

Año 1992

            Este año tenemos constancia de la puesta en escena en Octubre, de la obra de Jorge Llopis  “Niebla en el bigote” dirigió Vicente Giner, y esta comedia de mucho gancho tuvo un importante éxito. Destaca a demás de la puesta en escena, que para reproducir los diversos cuadros de los que constaba la obra, huvo que recurrir a la inteligente solución de utilizar paneles giratorios sobre el escenario.

 Tampoco podía faltar a su puntual cita, con los aficionados al género chico locales, la Zarzuela. Esta vez a lo grande:  La  “IIª  Mostra  Antología de la Zarzuela”, fue en Octubre,  en el “Pavelló Municipal”  ubicado en el Parc Navarro Darás, con ocasión de las “ Festes Majors  i  Patronals”.  Este año se tuvo la colaboración extraordinaria de Cristina Carlín y Vicente Lacarcel.  Intervino asimismo la “Escola de Dansa”   del  “ Conservatori  Mestre Vert” de Carcaixent  (profesora Àngels Company),  así como el Ballet de “Adela y Coral” y con Mónica Cantó como Mezzo-soprano y Maribel Escuriet como tiple cómica  y Pascual Peralt como bajo. Participaron 30 profesores de orquesta bajo la batuta regia de Ricardo Oliver . Fueron los dias 8 y 17 de Octubre. El director de los coros fué Salvador Navarro  y el concertador José Girbés. La coordinación y el guión fueron  a cargo de Pascual Peralt. La regiduria de Antonio Gimeno,  y  el espectáculo fue conducido esta vez por Salud Llopis y Roberto Ripoll, dirección escénica de Vicente Giner

           

Año 1993

            Puesta en escena  de la obra teatral  , y esta vez nuevamente en valencià,   “ Aleshores què? “ de  Slawomir Mrozek dirigió Vicente Giner. La adaptación fue de Àgora, y colaboró en la versión el   Servei de Normalització lingüística de l’Ajuntament de Carcaixent y el professor Francesc Sirvent.  Con esta obra da la impresión que ya se asume con normalidad el uso de la lengua propia (el valencià) en las manifestaciones teatrales : Se va avanzando...Algo va cambiando en la mayoría de Àgora.

Año 1994

            No es este un año cualquiera desde la perspectiva teatral, ya que fué la primera vez en que se celebró el   “Dia Mundial del Teatro” ,  una conmemoración que, alrededor del 27 de Marzo se viene desarrollando desde entonces tanto en el País Valencià como en el resto de España , con la lectura de un Manifiesto donde se viene a glosar las virtudes del arte de Talía.

Aquí la obra que se escogió para su lectura-representación fue  “El Marinero” del autor portugués  Fernando Pessoa. Àgora supo plasmar con acierto el universo poético de éste autor, el público lo compensó con  un gran éxito. Dirrigió Pascual Peralt y en sus principales papeles destacaron Rosa Corell, Salut Llopis y Maribel Piera.

Año  1995

            Durante este año se puso en escena la obra “Rezagados” de Ernesto Caballero bajo la dirección de Vicente Giner. Esta obra supuso un nuevo reto para la compañía, y para la desbordada imaginación del responsable de la escenografía ( también Vicente Giner), siempre innovando, siempre queriendo llegar más lejos, ya que incorporó imágenes filmadas que eran proyectadas sobre el escenario, al tiempo que los actores-esforzados del pedal, hacían su papel. La filmación en exteriores en lugares como el Port de L’Ollería o las inmediaciones de l’ermita de Sant Roc supusieron una dificultad añadida. Hay que agradecer la colaboración del Club Ciclista de Carcaixent que fue el amable pelotón de los actores.

A pesar del pedaleo esforzado de la compañía, “Rezagados” no tuvo muchas representaciones, precisamente por los enormes requerimientos físicos, lo que suponía un notable esfuerzo para sus tres actores Julián Hernández, Enrique Martí y Salvador Signes. De hecho en una de la representaciones, uno de los “ciclistas”, a pesar de la preparación física que huvieron de desarrollar los actores para su puesta en escena, tuvo una “pájara” debido al gran esfuerzo muscular que había que desarrollar en cada función. Pocas veces sobre el escenario hemos visto un esfuerzo tan generoso de los actores. 

Año 1996

            Con ocasión del  “Día Mundial del Teatro” ,  este año se quiso homenajear  a dos autores, diversos en estilos y calidades, pero con un nexo común,  el haber sido víctimas  de la intolerancia en unos tiempos más que amargos para España.  Se puso en escena  “Los que fueron”, comedia de Pedro Muñoz Seca y el delicioso  “ Retablillo de D.Cristobal”  de Federico Garcia Lorca, ambas bajo la dirección de Vicente Giner. En ésta última obra, cabe destacar la colaboración del quinteto de viento de la  Lira Carcaixentina, que actuaba en directo. Fué un gran acierto y un enorme éxito.

 Año 1997

            Este año parece que el tono teatral  se decantó por una línea más de comedia ligera. Se pusieron en escena con ocasión del  Día Mundial, dos obras cortas:  “Peret i els miracles de l’ astúcia” ronda popular de Enric Valor adaptada por Rodolf Sirera, que dirigió Roberto Ripoll  y  la  “ Farsa de Monsieur Père Pathelín”, obra francesa del siglo XV de autor anónimo, adaptada por Rodolf Sirera, que dirigió Vicente Giner. En las obras Salut Llopis desarrolló las tareas de ayudante de dirección.

Año 1998

           

            Gran acierto fue aprovechar el Día Mundial del Teatro de este año, para  rendir un cumplido homenaje al autor y poeta local y gran valencianista  Josep  Arminyana i Canut.  El acto teatral, dirigido por Vicente Giner, que resultó muy entrañable y de notable éxito, contó tanto con la lectura poética de algunos de  sus más destacados versos, como con la escenificación a cargo de Clara Sotorres  de uno de sus cuentos, siempre llenos de ingenua ternura y sabia moraleja,  y fue en concreto “La trompeta de Roquet”, para finalizar con la representación de su obra teatral , un entremés en verso, “La pena dels viduos”.

Fue este un año especialmente triste y doloroso para la afición teatral, para Àgora  muy en particular y para todos aquellos que la conocimos, ya que en Marzo nos dejaba para siempre Xaro Vidal ,  actríz de la compañía y verdadera entusiasta de la   “Mostra de Teatre Escolar a Carcaixent”. Coincidiendo con el sincero homenaje que se le rindió en nuestra ciudad, se representó la obra de Alonso Vallejo “Gavines subterrànies”, con un gran éxito,  parejo a la emoción de aquel día. La dirección fue de Vicente Giner y en el reparto, con una interpretación de excepción, estuvieron Enrique Martí y Roberto Ripoll.capitulo 12 2

Año 1999

               Es sobre esta época cuando, afortunadamente se incorporan a la compañía, una verdadera floración de jóvenes, revitalizando su savia teatral y asegurando un futuro prometedor.

En lo que se refiere a puesta en escena teatral, en este año se representa la obra  “El día que mataren Lennon”  de  Alvaro Salvador, traducida al valenciano por L’Oficina d’Us i Promoció del Valencià del Ayuntamiento de Carcaixent, que inaguró la Mostra de Teatre de Carcaixent de este año; la dirección fue de Joan C.Roselló y Salud Llopis ; se  hicieron siete funciones de ésta obra teatral. Además y con ocasión de la celebración del “Día Mundial del Teatro”, este año se pusieron en escena, bajo la dirección de Vicente Giner, las piezas cortas  del prestigioso autor irlandés y Premio Nobel de Literatura  en 1923, W.B.Yeats,“La olla de caldo” (sainete cómico de 1904)  y   “Purgatorio” (tragedia corta en una escena, de 1939). Previamente a la representación, hubo lectura de poemas de este autor a cargo de los actores de la compañía Ana Albiñana, Isabel Martí, Enrique Martí i Clara Sotorres.